21 julio, 2024

La pareja que quemó y mató a su pequeña hija quedó en libertad

La pareja que quemó y mató a su pequeña hija quedó en libertad


Angel Oré Páucar ha salido al frente para denunciar que está recibiendo amenazas de parte de su hermana Kelly Rojas Oré y Ángel Cigarrostegui, ambos acusados por haber descuartizado y calcinado a una menor de edad de 5 años en Jicamarca, en San Juan de Lurigancho, en el año 2020. Hoy, el tío de la víctima teme por su vida y pide ayuda a las autoridades.

Como se recuerda, en el 2020, el hombre denunció la muerte de su sobrina y culpó a su hermana y cuñado de haberla asesinado en su vivienda. En la actualidad se ha conocido que ambos han sido liberados por exceso de carcelería.

El caso se encuentra a cargo del fiscal Ángel Cerquín Briones en el Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de SJL. Hasta el momento, y pese a las pruebas del delito, no existe una sentencia firme.

Yo soy parte de la investigación, hace un mes fui como testigo. Ahora ellos quieren desaparecerme, matarme, quieren callarme la boca. El mes pasado, el señor fiscal me dijo que tenía que ir como testigo, entonces dicen que no van a parar hasta matarme porque estoy en el caso. En el jirón Andahuaylas me atacaron, me quisieron matar en un baño, yo pido garantías por mi vida por denunciar la muerte de mi sobrina”, dijo Angel Oré Páucar a América Noticias.

El tío de la menor pide justicia tras el horrible suceso ocurrido hace tres años. Según señaló, la pareja quiere venganza contra él para así silenciarlo.

Ella tenía 5 años, una niña alegre. Lo han descuartizado a una niña de 5 años, es su hija de mi hermana y lo ha llevado a mi terreno a quemarlo. Entonces fui a denunciarlos, pero han pasado dos años y medio y hasta ahora no se hace justicia. Ellos buscan venganza contra mí, de asesinarme, quiero pedir a la presidenta Dina, ministro de Justicia que nos apoye.

Menor fue asesinada en el 2020 y no hay justicia.

En 16 de diciembre del 2020, Angel Oré Páucar reveló que su hermana le pidió prestado su terreno en San Juan de Lurigancho. Ella llegó con su pareja, sin imaginar que ese sería el lugar donde calcinarían en un cilindro a la menor de edad.

Yo temo por mi vida, no me dejan en paz, hasta me van a matar, yo tengo familia, tengo mis hijos”, agregó.

 


noticiasaldiayalahora.co

Source link