20 abril, 2024

La historia del matrimonio que trabajó para Walt Disney y que hizo que los caballos fueran su animal favorito dentro y fuera de sus películas

La historia del matrimonio que trabajó para Walt Disney y que hizo que los caballos fueran su animal favorito dentro y fuera de sus películas


Era el año de 1951 cuando Walt Disney y su hermano Roy tenían la idea de crear un espacio que sería considerado como uno ‘de los lugares más felices de la tierra’: Disneyland, un lugar que, rodeado de muchos misterios y secretos por conocer, nos ofrece la historia de un matrimonio que no sólo pudo vivir el sueño de todo niño, sino que, además, se convirtió en una gran influencia para el propio Walt al inspirar al fundador de Disney en convertirse en un fanático de los caballos, un animal que ha estado presente en las películas de la productora desde el primer día.

Cuatro años antes de la inauguración del parque que ahora todos conocemos, Walt tuvo la genial idea de que este se convirtiera no sólo en un centro de atracciones, sino que también fuera en un espacio al aire libre en el que las personas pudieran convivir con animales. Una decisión que lo llevó a contratar a Owen y Polly Pope, un matrimonio dedicado a la crianza de caballos y de ponys a los que se le encargó el reunir ganado para las futuras atracciones del parque.

Ante la necesidad de buscar una forma en la que los caballos y demás animales de la granja fueran atendidos durante las horas en las que el parque estuviera cerrado, Walt optó por darles a los Pope la oportunidad de quedarse en el parque para el cuidado de los equinos, aunque con lo que éstos no contaban, era con la cercanía que el fundador establecería para con estos animales.

Fanático del polo en su juventud, era normal para los Pope ver el vínculo que había entre Walt y estos animales, ya que no sólo encargó la construcción de establos, carretas y carruajes para que las personas pudieran pasearse en ellos, sino que, desde un principio, el parque se diseñó para que pueda ser transitado en tranvías jaladas por caballos.

El matrimonio duró 16 años viviendo el sueño de muchos de los niños del planeta siendo los únicos residentes de todo el parque. Aunque los Pope continuaron en la compañía, vivieron dentro del parque en la casa que todavía forma parte de las atracciones, donde dirigieron Disneyland Pony Farm.

Contenido

‘El Zorro’, la combinación de los dos gustos de Walt

Walt Disney era fanático de las competencias de caballos y de las luchas de espadas. Es por eso que el creador de uno de los emporios del entretenimiento actual combinó ambas pasiones con la creación de un personaje icónico: el héroe enmascarado de principios de 1820 que, al puro estilo de un Robing Hood diestro en las armas, tenía una doble identidad.

En su fanatismo, Walt tomó la decisión de hacerse cargo por completo del acompañante del personaje principal. Para eso, el creador compró a Diamond Decorator, el caballo que acompañaba a ‘el Zorro’ en sus aventuras, y que se convirtió en el único de los caballos usados para la ficción que era de su propiedad

Los Pope y su influencia en las cintas de Disney

Disney ha utilizado caballos como inspiración en muchas de sus películas desde sus inicios. De hecho, uno de los primeros cortometrajes de Disney, ‘The Gallopin’ Gaucho’ de 1928, presenta a un caballo como personaje principal.

Sin embargo, en el historial de las películas de Disney hemos visto como los caballos se han convertido en los grandes amigos de los héroes (o príncipes, para los más románticos), convirtiéndose en personajes clave para el desarrollo de las películas animadas más emblemáticas de la casa productora.

Por nombrar algunos, está el caso de Hans, el apuesto caballo negro de ‘Blancanieves‘; Sansón, el caballo que acompaña a Felipe en el rescate de ‘La bella Durmiente‘, y obviamente, a los cuatro corceles que jalan la carroza de ‘Cenicienta‘.

Aunque es más que obvio que, en personajes inspirados en la era de la Edad Media no hubiera otro medio de transporte más que los caballos, en las películas de la era moderna de Disney se ha tocado el legado de los Pope para con la identidad del parque de atracciones, tanto que hasta hay una cuenta de Instagram dedicada a los caballos que podemos ver en el parque.

Pero para resguardar la memoria de Walt Disney y su gusto por los deportes de equitación y los caballos, no podemos tener mejor ejemplo que el Tci-Circle-D Ranch, una atracción turística en California donde se honra la relación de Walt con los equinos y su inspiración para las películas, donde encontramos desde el carruaje de la Cenicienta hasta los aditamentos originales que se usaron en la inauguración del parque.

Si de protagonismo en películas de la era moderna hablamos, no podemos dejar de citar las apariciones especiales del Pegaso de ‘Hércules‘ y de Khan, que acompaña a ‘Mulán‘ en su travesía, una metáfora en la que los equinos se convierten en la principal compañía del hombre cuando emprende un largo viaje o una gran aventura, tal como fue la incursión de Walt Disney en la apertura del lugar más feliz de la tierra.

En Espinof:





Source link