30 mayo, 2024

Huelga SAG-AFTRA por brecha de $480 Millones en pagos por streaming

Huelga SAG-AFTRA por brecha de $480 Millones en pagos por streaming



Las negociaciones se rompieron la semana pasada entre los principales estudios y SAG-AFTRA, con los estudios argumentando que la brecha entre las dos partes es «demasiado grande» para continuar negociaciones productivas.

Hasta que puedan cerrar esa brecha, SAG-AFTRA seguirá en huelga y la industria del entretenimiento permanecerá paralizada.

Entonces, ¿qué tan grande es esa brecha?

Aproximadamente $480 millones al año.

Esa es la diferencia entre lo que SAG-AFTRA desea en una nueva fórmula de regalías por transmisión en línea, que es de $500 millones, y lo que la Alianza de Productores de Cine y Televisión está dispuesta a pagar en la actualidad, que es de $20 millones.

Las dos partes también están en desacuerdo en otros temas, incluida la inteligencia artificial y aumentos en las tarifas mínimas. Pero fue la gran brecha en las regalías por transmisión lo que provocó el colapso de las conversaciones.

Los líderes del sindicato dijeron que esperaban seguir negociando y se sorprendieron cuando la AMPTP se retiró de la mesa. Pero según la AMPTP, el sindicato presentó un ultimátum, exigiendo que los estudios aceptaran su propuesta «insostenible» de un impuesto por suscriptor o de lo contrario la huelga continuaría.

Las regalías por transmisión han sido centrales tanto en las huelgas de escritores como de actores.

El Gremio de Escritores (WGA) logró un bono para los programas más vistos hechos para transmisión en línea. El WGA pudo establecer el principio de que los programas exitosos en las transmisiones en línea deben pagar más. Pero para hacerlo, estuvo dispuesto a conformarse con una cantidad relativamente pequeña de dinero, alrededor de $5 millones al año en el inicio, según fuentes (el WGA no respondió a una solicitud de comentario).

SAG-AFTRA apunta mucho más alto. El gremio ha propuesto que cada plataforma de transmisión pague 57 centavos por suscriptor por año. Duncan Crabtree-Ireland, el principal negociador del sindicato, ha dicho que la suma equivale a menos de un sello postal por suscriptor, un sello de primera clase cuesta actualmente 66 centavos, o $500 millones anuales en todas las plataformas.

Ese dinero se destinaría a un fondo administrado conjuntamente. Los fiduciarios del fondo lo distribuirían a los actores cuyos proyectos aparecen en las plataformas. Según el sindicato, los fondos se asignarían presumiblemente según la audiencia de cada uno de los programas.

SAG-AFTRA ha descartado una propuesta anterior que se basaría en Parrot Analytics, un proveedor de datos externo, para asignar valor a cada uno de los programas. En su lugar, los fiduciarios utilizarían los datos de audiencia de las plataformas, que las plataformas ya han acordado proporcionar al WGA.

Los fiduciarios también tendrían que determinar cómo dividir las regalías entre el elenco de cada programa. Bajo las estructuras actuales, las regalías se pagan según unidades de «tiempo y salario» o una fórmula de distribución proporcional, también conocida como fórmula «3-2-1». Bajo cualquiera de los métodos, los actores regulares de la serie reciben más que los invitados, que reciben más que los actores de un solo día.

Mientras tanto, la AMPTP está ofreciendo esencialmente la misma propuesta aprobada por el WGA. Según el contrato del WGA, que fue ratificado hace dos semanas con un 99% de votos a favor, los escritores de programas exitosos reciben un bono del 50% sobre su regalía fija. Los programas calificarán si sus vistas nacionales alcanzan el equivalente al 20% de la base de suscriptores nacionales en 90 días.

Según datos compartidos con el WGA, aproximadamente una cuarta parte de los programas hechos para transmisión en línea recibiría el bono.

Según Ted Sarandos, co-CEO de Netflix, aplicar esa disposición a los actores costaría cuatro o cinco veces más. SAG-AFTRA ha dicho que comprende que la oferta de los estudios pagaría alrededor de $20 millones al año.

Cuando el WGA cerró su acuerdo el mes pasado, hubo algunas conjeturas de que SAG-AFTRA habría sido incluida en el proceso y habría aceptado algo similar. Eso no ha resultado ser el caso.

Las negociaciones con SAG-AFTRA se reanudaron el 2 de octubre. Fran Drescher, presidenta del sindicato, continuó presionando por un 2% de participación en los ingresos, diciendo que «cambiaría el mundo» para los actores.

Ante la resistencia de los CEO de los estudios, el sindicato aceptó reducir su propuesta a la mitad, al 1%. Pero los CEO dejaron en claro que no aceptarían una participación en los ingresos a ningún porcentaje.

Fue entonces cuando SAG-AFTRA regresó, el miércoles pasado, con su propuesta de la fórmula de 57 centavos por suscriptor, que estaba destinada a generar tanto dinero como el 1% de los ingresos. En su presentación a los estudios, la cifra se dio como $1 al año, lo que llevó a los estudios a concluir que el gremio deseaba $800 millones anualmente. Pero el sindicato dice que su propuesta reduce esa cantidad a 57 centavos para tener en cuenta la programación como noticias y deportes que no están cubiertos por el sindicato.

Eso pareció a los estudios ser una versión diferente de la misma idea que ya habían rechazado repetidamente y que las conversaciones no eran productivas.

Los estudios estiman que su oferta del 11 de julio tiene un valor de más de $1,000 millones para los actores durante tres años, principalmente en forma de tarifas mínimas más altas.

www.elfarandi.com

Source link