22 febrero, 2024

Hoy en TV, un implacable thriller político de Clint Eastwood con un reparto extraordinario y suspense de alto nivel

Hoy en TV, un implacable thriller político de Clint Eastwood con un reparto extraordinario y suspense de alto nivel


A Clint Eastwood le tenemos principalmente en dos sacos: la estrella imponente del western, con su personaje de Harry el Sucio convertido en una extensión en clave urbana, y el cineasta dramático clasicista y fordiano hasta la médula. Sin embargo, uno de los periodos más fascinantes de su carrera fue cuando en los noventa pasó a ser estrella (y hasta director) de thrillers políticos de lo más potentes y contundentes, con él adelantando un fenómeno de protagonista de acción sexagenario que ahora vemos de manera más común.

Mirada oscura al poder

Poder absoluto’ fue otro de sus trabajos destacados en esta clase de cine adulto, dirigiendo además de ser protagonista de un reparto extraordinario que incluye a Gene Hackman, Ed Harris, Laura Linney y Scott Glenn. Un perfecto entretenimiento noventero que se va a poder ver hoy en televisión a través de Neox a partir de las 22 horas.

Eastwood interpreta a un ladrón de guante blanco que roba las casas más lujosas de los magnates más pudientes. En uno de sus golpes entran un par de visitantes inesperados. Sin comerlo ni beberlo, termina siendo testigo de un asesinato brutal cometido por el presidente de los Estados Unidos, involucrando a su equipo de gobierno y al servicio secreto. El criminal deberá averiguar cómo sacar adelante su acusación contra el máximo gobernante del país.

Eastwood se vale de un maestro del guion como William Goldman para darle más salsa y más atractivo comercial a la exitosa novela de los noventa en la que se basa. Un poco “para este viaje no hacen falta alforjas”, ya que aquí el director y estrella busca seguir el apabullante éxito de películas como ‘En la línea de fuego’, con mezcla de intriga y tensión en un escenario político bastante sencillo y digerible hasta para el espectador que no tiene interés en política.

Tirar de agenda de actorazos para llenar el reparto da mucha entidad a todos los secundarios, y da bastante músculo a una película que Eastwood no tiene que cargar a sus hombros como actor. Aunque él mismo logra estar estupendo en el apartado protagonista, dando con la energía adecuada para este trabajo crudo sobre la imposibilidad de confiar en los gobernantes públicos.

No es que ‘Poder absoluto’ sea una película de podio en la carrera de director de Eastwood, o incluso en los thrillers políticos de los noventa. Pero era un trabajo estupendo, más que disfrutable, y la clase de película que se echa muy en falta en las carteleras actuales, o incluso en los estrenos de las plataformas de streaming.

En Espinof:



Source link