24 junio, 2024

Héctor Andrés Obregón Pérez | ¡Entérate! Volatilidad en finanzas: ¿De qué trata este concepto?

Héctor Andrés Obregón Pérez - ¡Entérate! Volatilidad en finanzas; De qué trata este concepto - FOTO

DAT.- Hablar de la volatilidad financiera es hacerlo de la medida de lo turbulento que puede ser el mercado financiero en un momento dado, o, dicho de otro modo más técnico y específico, es la medida de la variación en el precio de un activo financiero en un período de tiempo determinado.

Explica Héctor Andrés Obregón Pérez que la volatilidad financiera es una medida del riesgo asociado con ese activo, ya que indica cuánto pueden cambiar los precios en un corto período de tiempo. Una alta volatilidad significa que el precio puede fluctuar mucho en poco tiempo, lo que puede ser tanto una oportunidad de ganancia como un riesgo de pérdida para los inversores.

Por ejemplo, si una acción tiene una alta volatilidad, su precio podría aumentar o disminuir considerablemente en un solo día, lo que ofrece la posibilidad de obtener grandes ganancias para los inversores que acierten en sus predicciones, pero también conlleva el riesgo de sufrir pérdidas importantes si el mercado se mueve en su contra.

Contenido

Explicando el fenómeno

La volatilidad financiera surge principalmente debido a las operaciones de compra y venta de activos financieros en el mercado. Cuando los inversores compran y venden activos (acciones, bonos, divisas, etc.) los precios fluctúan en respuesta a la oferta y la demanda. Estas fluctuaciones pueden ser exacerbadas por la rapidez con la que se realizan las transacciones y por la magnitud de los cambios en el sentimiento del mercado.

Básicamente, la volatilidad financiera se produce cuando hay una alta actividad de compra y venta de activos en el mercado, resultando en cambios rápidos y a menudo impredecibles en los precios. Un ejemplo de esto sería lo que sucedería en períodos de incertidumbre económica, como una recesión o una crisis financiera, donde los inversores pueden entrar en pánico y vender sus activos rápidamente, aumentando así la volatilidad del mercado.

Niveles

Los niveles de volatilidad financiera indican la magnitud y la frecuencia de los cambios en los precios de los activos financieros durante un período de tiempo en concreto. Una alta volatilidad sugiere que los precios están experimentando cambios notables en poco tiempo, lo que puede indicar un mercado inestable o una mayor incertidumbre entre los inversores.

Por otro lado, una baja volatilidad supone cambios más pequeños y predecibles en los precios, lo que generalmente se asocia con un mercado más estable. Los inversores suelen utilizar medidas de volatilidad, como la desviación estándar o el índice de volatilidad implícita, para evaluar el riesgo y tomar mejores decisiones de inversión.

LEA TAMBIÉN | Héctor Andrés Obregón Pérez | ¡Entérate! Liquidez: ¿Qué es? ¡Características y ventajas!

Principales determinantes de la volatilidad en el ámbito financiero

  • Política económica y decisiones gubernamentales: Las políticas fiscales, como los cambios en impuestos y gastos, así como las políticas monetarias, como las decisiones sobre tasas de interés y oferta de dinero, pueden influir en la estabilidad económica y financiera. Cambios en estas políticas pueden generar incertidumbre y afectar la volatilidad de los mercados.
  • Eventos geopolíticos y conflictos internacionales: Crisis políticas, tensiones comerciales, guerras y otros eventos geopolíticos pueden causar turbulencias en los mercados financieros. La incertidumbre sobre el impacto económico de estos eventos puede aumentar la volatilidad de los precios de los activos.
  • Cambios en las tasas de interés y políticas monetarias: Las decisiones de los bancos centrales sobre las tasas de interés y las políticas monetarias tienen un gran impacto en los mercados financieros. Por ejemplo, una política monetaria más restrictiva puede reducir la liquidez y aumentar el costo del crédito, lo que puede afectar a la volatilidad de los mercados.
  • Resultados empresariales y noticias del mercado: Los informes financieros de las empresas, así como noticias relacionadas con fusiones y adquisiciones, innovaciones tecnológicas o cambios en la regulación, pueden influir en las expectativas de los inversores y provocar movimientos bruscos en los precios de los activos.
  • Cambios en la oferta y demanda de activos financieros: La relación entre la oferta y demanda de activos financieros puede influir en su volatilidad. Por ejemplo, una oferta excesiva de acciones puede presionar a la baja los precios, mientras que una demanda fuerte puede aumentar la volatilidad en respuesta a cambios en las condiciones del mercado.
  • Factores macroeconómicos como el crecimiento del PIB y la inflación: Indicadores macroeconómicos como el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), la inflación y el desempleo pueden afectar la percepción de los inversores sobre la salud de la economía y, por lo tanto, influir en la volatilidad de los mercados financieros.
  • Movimientos inesperados en los mercados de materias primas y divisas: Los precios de las materias primas, como el petróleo o los metales preciosos, así como los tipos de cambio de las principales divisas, pueden verse afectados por una variedad de factores, como la oferta y la demanda, condiciones climáticas extremas, o políticas gubernamentales. Estos movimientos pueden generar volatilidad en los mercados financieros.

(Con información de Héctor Andrés Obregón Pérez)