13 junio, 2024
De San Remo a Caracas

Hace unos años escribimos un artículo que titulamos Mariposa no te rindas en el que hablamos sobre el optimismo, el miedo y el pesimismo. Se trata de dos mariposas que por cuestiones del azar caen cada una en un vaso con leche contiguos. Una gritaba: “Nos vamos a morir”, y desde el otro vaso de leche la otra respondía: “No te rindas amiga, no te desesperes, mueve tus alas rítmicamente y no pares, no te rindas.” Al siguiente día, encontraron a una mariposa ahogada en un vaso de leche y otra mariposa sin fuerzas pero viva en un vaso de mantequilla.

Si una palabra o concepto define al presidente Nicolás Maduro y al proceso bolivariano es el de generatividad, entendida entre otras cosas como la preocupación y creencia en el futuro, independientemente de las condiciones o situaciones adversas. Nicolás Maduro ha asumido el compromiso de construir y hacer posible sus ideas, sueños, con mucho optimismo.

Generatividad: “término que hace hincapié en la capacidad de las personas para desarrollarse y crecer, así como para realizar una aportación a la sociedad a través de actividades que contribuyen a la mejora de los entornos en los que viven y participan”.
Nicolás Maduro, al igual que Hugo Chávez, ha demostrado con sus acciones e historia de vida, una firme creencia en la justicia y la igualdad social e inequívoco compromiso con el progreso humano y cuidado del ambiente, confrontando las campañas de las fuerzas retrógradas dentro y fuera del país.

A veces pienso que no hemos sentido y valorado a conciencia la inconmensurable obra de gobierno del presidente Nicolás Maduro, que en las peores circunstancias de la historia de Venezuela (guerra psicológica, económica y petrolera, bloqueo, covid-19, sabotaje de los servicios, apagones, intento de magnicidio, agresión territorial, etc) logró mantener la estabilidad y la paz de la nación.

Y por si eso fuera poco, en medio de la “tormenta perfecta”, diseñó rutas de acción contra la dependencia alimentaria y mejorar la calidad de vida de los venezolanos, como es el caso de la producción agropecuaria, etc, con excelentes resultados que hoy disfrutamos.
La esperanza está en la calle y por sus obras lo conoceréis, Nicolás Maduro es generatividad, optimismo, entrega, trabajo, confianza, presente y futuro.

Ver fuente