13 junio, 2024

Fiscal General asomó la posibilidad de sobreseimiento de la causa a los 33 detenidos en sauna de Valencia

Fiscal General asomó la posibilidad de sobreseimiento de la causa a los 33 detenidos en sauna de Valencia

El fiscal general Tarek William Saab señaló este lunes que la causa contra los 33 hombres detenidos en una fiesta gay en Valencia, en Carabobo, podría ser sobreseída, tras los reclamos de diversas oenegés y activistas Lgbti del país.

“Están todos en libertad, el Ministerio Público está en una fase de investigación de estos hechos para, con base en la investigación, inclusive sobreseer esa causa”, comentó Saab a varios medios tras una rueda de prensa en la sede del Ministerio Público.

Se trata del primer comentario que hace el fiscal tras los hechos.

El Observatorio Venezolano de Violencias Lgbtiq+ refutó a Saab y señaló que, de acuerdo a la información del abogado del caso, tanto el dueño del local, de nombre “Avalon Club”, como dos trabajadores continúan detenidos al no poder pagar la fianza asignada por la jueza Marialba Villarreal. Los otros 30 fueron excarcelados bajo medida de presentación.

Los 33 hombres fueron detenidos por efectivos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) la tarde del domingo 23 de julio, supuestamente tras una denuncia anónima de vecinos, en un local que funciona como sauna.

Fueron trasladados a una delegación en un municipio diferente (Los Guayos) y expuestos con fotos, nombre y apellido.

Alerta de abogados y oenegés

En una audiencia de presentación, que duró poco más de cuatro horas y se hizo vencido el plazo de 48 horas que establecen las leyes, los 33 fueron acusados por la Fiscalía Quinta de Carabobo y la Fiscalía 28 Nacional de los presuntos delitos de “ultraje al pudor”, agavillamiento y contaminación sónica.

El Tribunal Quinto con competencia municipal, a cargo de la jueza Marialba Villarreal, admitió las acusaciones y dictó régimen de presentación a 30 de ellos, fianza para el dueño y dos trabajadores del local, además de la confiscación de la sede de “Avalon Club”.

Abogados y varias oenegés alertaron que estas detenciones y acusaciones son arbitrarias y criminalizan de facto a aquellos que expresan su orientación sexual o identidad de género de forma pública.

Además, señalaron que estos arrestos sientan un nuevo precedente en la discriminación contra personas lesbianas, gais, bisexuales, trans e intersex que se registra en el país, aunado al aumento de los discursos de odio por parte de grupos ultra religiosos contra la comunidad.

El viernes 28, antes de una reunión con la directora de la Oficina de Derechos Humanos de la Fiscalía General, un grupo de activistas y personas Lgbti solicitaron el sobreseimiento inmediato de la causa, investigación a los funcionarios policiales, los fiscales y la juez, así como la investigación a los medios de comunicación y los periodistas que expusieron a estas personas.

 

Ver fuente