19 julio, 2024

«Estoy incómodo con Gladiator 2». Russell Crowe se sincera sobre la esperada secuela de la épica película de Ridley Scott

"Estoy incómodo con Gladiator 2". Russell Crowe se sincera sobre la esperada secuela de la épica película de Ridley Scott


Uno de los estrenos más esperados de lo que queda de año es ‘Gladiator 2’, secuela de la ya mítica película por la que Russell Crowe se hizo con el Óscar para el mejor actor. Las expectativas están por todo lo alto, sobre todo después de que Ridley Scott dijese que es «aún más extraordinaria» que su predecesora. Eso sí, obviamente Crowe no participa en ella y ahora se ha sincerado sobre cómo se siente sobre su existencia.

Un matiz de celos

Es verdad que el actor ya ha hablado sobre ‘Gladiator 2’ en otras ocasiones, como cuando explotó y afirmó que «deberían pagarme por todas las putas preguntas«, pero ahora se ha mostrado más receptivo al respecto durante su paso por ‘Kyle Mederith with…’, donde ha confesado cómo se siente realmente ante la existencia de la película:

Estoy un poco incómodo por el hecho de que estén haciendo otra, ¿sabes? Porque, por supuesto, estoy muerto, y no tengo voz en lo que se hace. Un par de cosas que he oído, yo estoy en plan ‘No, no, no. Eso no está en el camino moral de ese personaje en particular’. Pero ya sabes, no puedo decir nada. Ese no es mi lugar. Estoy a dos metros bajo tierra. Así que ya veremos cómo es.

Recordemos que en su momento hubo una propuesta de secuela que sí traía de vuelta al personaje de Crowe, pero era una idea tan loca que nadie se atrevió a financiarla. Finalmente se optó por situar la historia de ‘Gladiator 2’ unos 15 años más tarde y seguir a Lucius, interpretado en su momento por Spencer Treat Clark y que aquí tendrá el rostro de Paul Mescal.

Todo lo relacionado con ‘Gladiator 2’ ha puesto un poco nostálgico a Crowe, quien admite que siente algo de celos y cuando piensa en ella:

Me acuerdo de la edad que tenía cuando hice esa película y de todo lo que vino después y de las puertas que me abrió esa película en particular, así que definitivamente hay un matiz -y esto es ser puramente honesto- un matiz de melancolía, un matiz de celos. Porque recuerdo cuando tenía tendones.



Source link