13 junio, 2024

«Era una mierda». El sueldo que cobraban en ‘Aquí no hay quien viva’ revela la inestable situación de sus actores

"Era una mierda". El sueldo que cobraban en 'Aquí no hay quien viva' revela la inestable situación de sus actores


A pesar de tener a su sucesora espiritual mucho más reciente en la memoria, ‘Aquí no hay quien viva’ ha pasado a la historia como una de las mejores y más memorables series españolas de todos los tiempos. La que originalmente era una comedia sin muchas más pretensiones que entretener, se convirtió en una serie revolucionaria que incluso se ha exportado con éxito al mercado internacional.

La experiencia para los que trabajaban en ella, no obstante, estaba lejos de ser ideal. En una entrevista durante el podcast Animales Humanos el actor que interpretaba a Diego, Mariano Alameda, reveló que los horarios de trabajo eran más que atípicos: «Yo he rodado por la mañana lo que se emitía por la tarde».

Incertidumbre detrás de las cámaras

Anhqv
Anhqv

No había demasiado tiempo para la preparación. A menudo los guiones llegaban la madrugada anterior antes del rodaje. El sueldo puede parecer adecuado, los intérpretes cobraban unos 2.000 o 3.000 euros por episodio, pero eso venía acompañado de una gran incertidumbre. «Es una mierda en realidad porque lo haces durante un tiempo. A lo mejor has ganado 8.000 euros al mes, pero luego te tiras seis meses sin trabajar nada y tienes que vivir de lo otro», revelaba Alameda en la entrevista.

No es el único actor en verbalizarse sobre su experiencia en la serie. En otra entrevista Joseba Apaolaza, quien interpretaría por un breve tiempo a Armando, el hijo de Concha, fue despedido de la producción por cambios en el guion en el último momento. Para el intérprete fue una buena experiencia previa a ese momento, pero la sensación agridulce que le queda con la serie es inevitable.

Es una sensación similar a la que tienen los mismos creadores. Con los años han revelado que la producción era caótica también para el equipo técnico. Las palabras de uno de los guionistas principales, Dani Deorador, coincidían con las de Alameda, e iban a más, afirmando que estaban tan saturados de trabajo que a veces los guiones tenían que llegar incluso en un momento en el que ya habían empezado a rodar. Sin duda toda una anomalía en una producción tan imprevisible como la comunidad a la que daba vida.

En Espinof | Malena Alterio recordó en ‘El hormiguero’ cómo vivió el fenómeno ‘Aquí no hay quien viva’. «No podíamos salir de casa ni coger el metro».

En Espinof | Para Isabel Ordaz, ‘La que se avecina’ es peor que ‘Aquí no hay quien viva’ por este elemento clave: «El ingenio mata a la comedia»



Source link