14 junio, 2024
En Monagas los suelos son para cosechar maíz

El municipio Cedeño (Caicara de Maturín) del estado Monagas concentra unas 90 hectáreas de maíz para jojoto, de donde se obtienen 315 toneladas en cada ciclo, lo cual es trabajado por unos 60 productores, aproximadamente, revela Wilfredo Campos, productor con más de 20 años de experiencia en siembra de maíz, frijol y lechosa.

Explicó que Monagas tiene la condición perfecta para la siembra de maíz, ya que posee suelos óptimos en fertilidad, catalogados como uno de los mejores del estado Monagas, debido a la alta disponibilidad de agua que existe en el municipio Cedeño por el sistema de riego.

El municipio Cedeño es 100% productivo. Sus 4 parroquias: Viento Fresco, San Félix de Cantalicio, Areo y Caicara de Maturín, son productoras por excelencia de este rubro amarillo. La temperatura del suelo, su humedad, el residuo superficial y la profundidad de siembra de la semilla es perfecta para su cosecha, que con un buen manejo de cultivo permite conseguir altos rendimientos y que los pequeños productores siembren desde 0,5 hasta 3 hectáreas de maíz.

Igualmente, los medianos y grandes productores pueden tener un número de hectáreas más significativas.

Campos revela que es rentable para los pequeños productores, quienes a través de la comercialización del jojoto y sus derivados alcanzan el retorno del capital en un corto plazo, con el que cubren el costo del financiamiento otorgado, además generar ingresos para el sustento del núcleo familiar.

Los productores sacan provecho de este alimento con cachapa, bollitos de maíz tierno, arepa pilada, arepa pelada, mazamorra, mazorca de jojoto y postres.

Contenido

Mayo es el mes

La siembra de maíz se inicia con el ciclo de lluvia, que comienza este mes de mayo. El ciclo lluvioso permite obtener mayores rendimientos, debido a que todos los productores tienen acceso al agua de lluvia, sin embargo, en el ciclo norte-verano también se pueden tener excelentes rendimientos, siempre y cuando el productor tenga acceso al sistema de riego.

Las excelentes condiciones de suelos del municipio permiten obtener diversidad de cultivos como raíces y tubérculos, específicamente yuca dulce y amarga, cereales como maíz, soya y sorgo, hortalizas, frutales, y en las zonas altas, leguminosas, musáceas y café.

Existen dos ciclos de cultivos: ciclo corto el cual tiene un período de 3 meses (120 días); ciclo largo: 10 a 12 meses; y los cultivos perennes que permanecen durante 25 años continuos. El manejo se caracteriza por realizar enmiendas al suelo, aplicación de herbicidas, insecticidas y fertilizantes.

Después de la cosecha, queda la soca (residuos de cultivo) en el suelo, este cumple la función de cobertura de materia seca vegetal que contribuye a mejorar la capa vegetal y la estructura del suelo.

Comercialización

Para el maíz jojoto, que es lo que se plantea cosechar con este Plan Conuco, el precio actual del saco de 100 jojotos oscila entre 6 a 8 dólares, en el mercado municipal. El precio va a depender de la oferta y demanda dependiendo de la cosecha.

Según el Plan Conuco, el financiamiento que debe pagar el productor tiene un costo de producción que oscila en 145 dólares por 0,5 hectáreas, con un kit de insumos que incluye la semilla.

Los convenios actualmente con los que se han trabajado, a través de la gobernación del estado, se han realizado con el Banco Bicentenario del Pueblo, el cual ha entregado kit de herramientas e implementos agrícolas. También se han hecho con instituciones como Fondeem.

Este plan conuco trabaja con maíz amarillo variedad Inia 7; sin embargo, en el mercado también existe producción procedente de material híbrido.

Turén 2000 (maíz blanco), Morao (maíz blanco), Guanape (maíz amarillo) y Inia 7 (maíz amarillo).

Ver fuente