13 junio, 2024

En gaceta prohibición del uso de cigarrillos electrónicos o vapers

En gaceta prohibición del uso de cigarrillos electrónicos o vapers

Mediante la Gaceta Oficial N° 42.682 con fecha 1° de agosto de 2023 se prohíbe el uso, venta y distribución de los cigarrillos electrónicos conocidos como Vapers.

La Gaceta indica que se prohíbe la fabricación, almacenamiento, distribución, circulación, comercialización, importación y exportación, al igual, que se prohibió el consumo, publicidad, promoción, y patrocinio de los Sistemas Electrónicos de Administración de Nicotina (SEAN), Sistemas Electrónicos Similares Sin Nicotina (SSSN), consumibles, depósitos o cartuchos, envases de consumibles de recarga y demás accesorios, Productos de Tabaco Calentado Convencionales (PTC Convencionales y Herbales) y productos análogos.

Actualmente, existen estudios y ensayos clínicos de médicos y científicos realizados en el país, que han llegado a la conclusión que los Sistemas Electrónicos de Administración de Nicotina (SEAN) y los Sistemas Similares Sin Nicotina (SSSN), contienen sustancias totalmente tóxicas que causan adicción y son nocivos para la salud, aumentan el riesgo de enfermedades cardiacas, trastornos pulmonares, entre otras patologías, refiere el portal web del Ministerio para la Salud.

No obstante, la información científica suministrada, aseguró que los aerosoles generados por los productos de Tabaco Calentado Convencionales (PTC Convencionales y Herbales), además de presentar glicerina y propilenglicol, contienen otras sustancias tóxicas que se encuentran en niveles más altos que en el humo originado del tabaco en combustión, como el glicidol, la piridina, el trisulfuro de dimetilo, la acetoína y el metilglioxal, que no están presentes en el humo de los cigarrillos convencionales.

Cabe mencionar, que estos productos son un factor de riesgo y se ubican dentro de las diez principales causas de muerte a nivel mundial. En Venezuela, el Ejecutivo Nacional, junto a la ministra del Poder Popular para la Salud (MPPS), Magaly Gutiérrez Viña, se abocan a la tarea de fomentar una cultura preventiva sobre las consecuencias y sus efectos del vaper en la salud.

Con esta iniciativa, se busca evitar los graves daños que ocasionan estos productos en la salud de la ciudadanía.

Contenido

Medidas de control de cigarrillos electrónicos

Según informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), “un total de 111 países reglamentan de alguna manera los Sistemas Electrónicos de Administración de Nicotina (SEAN), para adoptar y aplicar políticas integrales de control del tabaco” y “prevenir la enorme carga resultante de su consumo”.

La OMS advierte que el mercado de cigarrillos electrónicos en el mundo se incrementó en los últimos años; por eso, la organización recomienda a los distintos países regular los Sistemas Electrónicos de Administración de Nicotina (SEAN) y los Sistemas Similares Sin Nicotina (SSSN) y demás accesorios, refiere el portal web del Mppcyt.

La decisión del Gobierno Bolivariano responde precisamente a estas alertas emanadas desde la OMS que se aplican desde el fomento de la educación preventiva sobre el uso de estos dispositivos en la sociedad, para la protección de la salud de la población, en especial de la más vulnerable: niños, niñas y adolescentes.

Problemas de salud producto del consumo del cigarrillo electrónico

Los también llamados “vapers” son dispositivos de administración electrónica de nicotina o sin ella, conformados por 4 elementos: un cartucho o depósito, un elemento calentador (vaporizador), una fuente de energía y una boquilla que libera dosis de vapor que permite a los fumadores tener nicotina mediante inhalación “sin humo”.

En la actualidad, estos productos son un factor de riesgo y se ubican dentro de las diez principales causas de muerte a nivel mundial, debido a que su consumo puede producir enfermedades como el cáncer de pulmón, laringe, riñón, vejiga, estómago, colon, cavidad oral y esófago; así como producir leucemia, bronquitis crónica, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, cardiopatía isquémica, infarto, aborto, parto prematuro, defectos de nacimiento, infertilidad, entre otras enfermedades.

Al respecto, existen investigaciones que prueban los riesgos que representa el uso de estos productos y como mediante su uso también se pueden generar afectaciones leves como: dificultad para respirar, irritación de garganta y boca, tos seca, desarrollo de síntomas respiratorios, aumento de enfermedad respiratoria severa, reducción de la función inmune pulmonar, dolor de cabeza, náuseas, vómitos, dolor de pecho, aumento de la frecuencia cardíaca y la presión arterial, insuficiencia renal, niveles bajos de sodio, síntomas gastrointestinales. 

El mundo en alerta por nueva patología pulmonar

En el ámbito de las enfermedades más peligrosas asociadas al uso de Sistemas Electrónicos de Administración de Nicotina (SEAN) y a los Sistemas Similares Sin Nicotina (SSSN) se encuentra la Enfermedad Pulmonar Grave conocida como Evali, una infección que según expertos puede tener un desenlace fatal en el 2,4 % de los casos.

Entre los síntomas más comunes están: la neumonía, la bronquiolitis aguda (inflamación en los bronquiolos) o neumonitis (inflamación de la pared de los alvéolos), tos, diarrea, dolor corporal, fiebre, náuseas y vómito.

Esta patología fue diagnosticada por primera vez en 2019, en Estados Unidos. Con el pasar de los años se ha registrado un aumento en el número de casos de dolencias pulmonares entre los fumadores de cigarrillos electrónicos y en este junio se supo del primer caso en Rusia. Situación que demuestra la importancia del control de estos dispositivos para la prevención de todas estas enfermedades.

De tal manera, la preocupación de organismos de salud en el mundo, y de países como Colombia, Argentina, México, Brasil, Chile y Venezuela, en nuestra región, nos hacen pensar en la necesidad de entender que la adopción de medidas para regular el uso de estos productos es fundamental para contener el avance de una o varias patologías que, de manera silenciosa y adictiva, no solo desmejoran la calidad de vida de la población, sino que aumentan los riesgos de muerte, especialmente en los más jóvenes. Regular el uso de los cigarrillos electrónicos es un deber de los gobiernos comprometidos con el buen vivir de sus pueblos.



Ver fuente