12 julio, 2024

“Ella se fue muerta de risa” tras el polémico beso

“Ella se fue muerta de risa” tras el polémico beso


Desde agosto del presente año, Luis Rubiales ha estado en el ojo del huracán por su polémico beso no consentido con Jenni Hermoso, jugadora de la Selección de España, que se dio en medio de la celebración por la obtención de la Copa del Mundo realizada en Australia y Nueva Zelanda.

Tras ser destituido de su cargo como presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Rubiales ha tenido que comparecer ante las autoridades pertinentes que se encuentran investigando el caso que le ha dado la vuelta al mundo y ha generado controversia entre los amantes del fútbol, debido a que este acto se configura como violencia en contra de la mujer.

Las imágenes de este controversial beso y la cuestionada actuación por parte del dirigente le dieron la vuelta al mundo y, días después, el mandatario, en medio de una rueda de prensa extraordinaria, se defendió y aseguró que no iba a renunciar a su cargo y sostuvo desde ese momento que fue “un pico consentido”, agregando que “el deseo que podía tener en ese beso era el mismo que el que podía tener dándole un beso a una de mis hijas (…). Fue un beso espontáneo, mutuo y eufórico. Y, sobre todo, consentido”.

Debido a esto, y de acuerdo a la información otorgada por el portal de El Español, el ahora expresidente afirmó en su declaratoria frente al juez en la Audiencia Nacional que fue “algo natural entre dos personas que han estado conviviendo mucho tiempo”.

El presidente de la federación española de fútbol, Luis Rubiales (izquierda) posa junto al técnico Jorge Vilda durante el acto con las jugadoras de la selección de España que conquistó el Mundial femenino, en el Palacio de La Moncloa.

Según el medio anteriormente citado, la declaración de Luis Rubiales tuvo una duración de 56 minutos y 36 segundos en las que dio su versión de los hechos, la cual se dio a conocer y ha reavivado la polémica con sus palabras.

La declaración de Luis Rubiales sobre su beso con Jenni Hermoso

“¿Cómo le voy a pedir perdón si estábamos los dos supercontentos?”, afirma Rubiales, quien a la pregunta de si el beso fue o no consentido, respondió: “Pero mire, si lo he hecho también con jugadores. Fue un momento… Vamos a ver, yo, de verdad… Ganamos un Mundial, hay muestras de afecto. Esto no es que alguien ha llevado a una oficina, a alguien a escondidas, a darle un beso por la fuerza. No. Es que fue algo tan natural, a la luz de millones de ojos, entre dos personas que han estado conviviendo mucho tiempo”.

El juez le realiza el cuestionamiento sobre si considera que al darle el beso respetó a Jenni, a lo cual aseguró: “Vamos… ¡Si es que le pregunté antes! ¿Cómo no la voy a respetar? Y ella se fue muerta de risa y dándome dos cachetes en el costado”.

Y nuevamente el juez encargado insistió y volvió a preguntarle si el beso entre ambos fue consentido. “Estaba abrazando a las jugadoras, al entrenador, cuando pasa ella. Viene hacia mí a darme un abrazo. Nos abrazamos, ella me levanta y hago un gesto para no caerme, todo esto en una conversación en la que yo le recuerdo que sin ella no habríamos ganado el Mundial. Entonces le pregunto, le pregunto. Y ella me dice vale”, explica el entonces máximo dirigente de la RFEF.

“Ella me coge de donde puede, yo la agarro también y no hay más. Dos o tres minutos después, me levantaron entre todas y me mantearon. Y en ese momento no diré que no me toquen, con perdón, el culo, las rodillas o la espalda. Hemos ganado un Mundial y es una cosa indescriptible, la euforia y la alegría tan tremenda que hay”, comenta Rubiales.

Finalmente, Rubiales señala que Jenni Hermoso “falta a la verdad cuando dice que tengo dos hijas, porque son tres”.

 

noticiasaldiayalahora.co

Source link