23 abril, 2024

‘El problema de los 3 cuerpos’ es un paso atrás para los creadores de ‘Juego de Tronos’. La ambiciosa serie de ciencia ficción de Netflix promete mucho pero no termina de despegar

'El problema de los 3 cuerpos' es un paso atrás para los creadores de 'Juego de Tronos'. La ambiciosa serie de ciencia ficción de Netflix promete mucho pero no termina de despegar


Creo que no mee equivoco al afirmar que ‘El problema de los 3 cuerpos’ es el estreno más ambicioso de Netflix para este 2024. Y es que estamos ante la adaptación de una aclamada novela de ciencia ficción de Liu Cixin, pero también ante la primera serie creada por David Benioff y Dan Weiss desde el polémico final de ‘Juego de Tronos’.

Es cierto que en esta ocasión comparten esa tarea con Alexander Woo (‘True Blood’), pero también que ellos escriben más episodios que nadie en esta primera temporada. En ella encontraréis una ambiciosa serie de ciencia ficción que apuesta por un enfoque serio pero accesible y que ofrece lo suficiente para como mínimo llamar la atención del espectador. A cambio, no deja de ser un prólogo de 8 capítulos, dejando así una sensación agridulce.

‘El problema de los 3 cuerpos’ es una serie peculiar en muchos aspectos. Por un lado, apuesta por la ciencia ficción dura para que todo en esta primera temporada gire alrededor de qué va a suceder más adelante, introduciendo para ello multitud de conceptos en los intentos de la humanidad por dar con una solución ante esa invasión que va a producirse dentro de 400 años.

Sin embargo, Benioff, Weiss y Woo hacen todo lo posible porque ‘El problema de los 3 cuerpos’ no se convierta en una mera exposición de ideas, desde el inevitable componente de espectacularidad visual, muy medido para que no se convierta en el único reclamo de la función pero no por ello menos impresionante, hasta un amplio y variado reparto que ayuda a que en ningún momento se vuelva repetitiva.

Por supuesto, ahí entra en escena que no todos los personajes funcionan igual de bien, pero si es una galería extensa que ofrece una visión amplia alrededor de esa amenaza alienígena y cómo cada uno de ellos reacciona ante ella. Por mi parte creo que quien más brilla es Benedict Wong, y eso que no deja de dar vida a un policía algo desencantado de todo pero que procura hacer su trabajo lo mejor posible.

El Problema De Los Tres Cuerpos Escena

Además, ‘El problema de los 3 cuerpos’ mantiene ese toque de imprevisibilidad tan característico de ‘Juego de Tronos’ que se traduce en que varios rostros conocidos del reparto pueden perder la vida a lo largo de esta primera temporada. Todo ello siempre al servicio de la historia en lugar de ser grandes golpes de efecto más o menos gratuitos.

La parte negativa de ello es algo seguramente inevitable por ser una adaptación, pero no por ello deja de ser menos molesta: la temporada 1 de ‘El problema de los 3 cuerpos’ se siente casi como un piloto de 8 episodios, una especie de presentación de algo más grande con la promesa de que eso ya llegará. No dudo que sea el caso si llega a completarse, pero Netflix es demasiado conocida por dejar series a medias…

Eso sí, al principio eso es algo que no afecta tanto a la serie, ya que los tres primeros capítulos tienen un in crescendo dramático bastante estimulante a medida que presenta personajes en paralelo -y encima también están allí las escenas más poderosas en lo visual-. No obstante, llega un punto en el que las cartas ya están encima de la mesa y hay que dar uno o varios pasos adelante, algo que nunca sucede.

Problema Tres Cuerpos Escena

En lugar de eso, ‘El problema de los 3 cuerpos’ se dedica a girar alrededor de las mismas ideas. Muy potentes y atractivas, en especial para los amantes de la ciencia ficción -y también para los que simplemente se pregunten si esto es algo que no va a suceder hasta dentro de cientos de años qué más me da todo-, pero es algo que lleva a que la serie se estanque. ¿Que así son más accesibles para todo el público? Sí, pero el cine de Christopher Nolan recibió muchas quejas similares por mucho menos.

Puedo entender todas las explicaciones que me den, desde que eso es lo que se podía contar sin entrar en las siguientes novelas -aunque eso tampoco debería ser excusa, ¿por qué no hacer una temporada mucho más larga que lo abarque todo?- hasta que hay que asentar diferentes frentes, relaciones y personajes, pero lo que debería sentirse como una de las grandes series de 2024 acaba estando más cerca de ser una oportunidad perdida de hacer algo memorable.

Con esto no quiero decir que la serie no merezca la pena, ya que disfruté con su visionado, pero siempre consciente de que parecía ir pisando el freno en vez de acelerar a fondo. Claro que tomarse las cosas con calma tiene sus ventajas, pero en este caso y en el de otras muchas series, lleva a que parezca que están mareando la perdiz. Que sí, se puede hablar de resonancia emocional, pero, aunque se esfuerza, tampoco destaca tanto por ese lado.

Problema 3 Cuerpos Imagen

Sí, todo bien vendido, atractivo en lo conceptual y visual, con un gran despliegue de medios, un cuidado reparto -aunque ahí también hay algunas debilidades, pues todo lo que rodea al personaje de Eiza González arranca con mucha fuerza para luego acabar dando tumbos- y un enfoque diferente al de mayoría de originales de Netflix, pero también queda la certeza de que la cosa no termina de despegar.

En Espinof:



Source link