2 marzo, 2024

El documental de Christopher Reeve desvela que Superman necesitaba ser «arte» y la secuela que consideraba «una catástrofe de principio a fin»

El documental de Christopher Reeve desvela que Superman necesitaba ser "arte" y la secuela que consideraba "una catástrofe de principio a fin"


La última edición del Festival de Sundance nos ha dejado un buen puñado de sorpresas y alegrías. Por una parte, no podemos menos que celebrar la victoria del cortometraje ‘La gran obra’, dirigido por Álex Lora —’Unicornios’—, que se ha llevado el Gran Premio del Jurado en el prestigioso certamen. Por otra, no han sido pocos los títulos que ya han empezado a hacer ruido y a anticipar algunos de los mejores estrenos de cara a este curso cinematográfico que acabamos de inaugurar.

Uno de ellos ha sido el documental ‘Super/Man: The Christopher Reeve Story’, dirigido por el dúo compuesto por Ian Bonhôte y Peter Ettedgui, que ya codirigieron la celebrada ‘McQueen’ de 2018, centrada en el prestigioso diseñador Alexander McQueen. En esta ocasión, los cineastas han decidido retratar la vida y obra de Christopher Reeve, el eterno Hombre de acero de Richard Donner.

Superman al desnudo

asdf

El largometraje, que según recoge The Guardian, ha recibido una ovación al finalizar su proyección en el festival, donde logró arrancar las lágrimas de no pocos asistentes, ha escudriñado varios temas espinosos de la carrera del malogrado actor, incluyendo su desencanto con la profesionalidad —o más bien la ausencia de ella— de Marlon Brando quien, según parece, se tomó su rol como Jor-El con un enorme desinterés.

Según desvela la hija de Reeve, «Para papá, Superman tenía que ser arte». Esta perspectiva sobre el proyecto hizo que el intérprete estuviese entusiasmado de poder trabajar junto a dos estrellas de la talla de Gene Hackman y un Brando que, tal y como recoge la cinta, «Cogió los dos millones de dólares y salió corriendo» después de «hacer [su trabajo] con desgana». Una aproximación muy distinta a la del protagonista.

Además, ‘Super/Man’ se hace eco de otra decepción: la de el bueno de Christopher con las tres secuelas del legendario título de 1978. Tras el éxito del filme dirigido por Donner, fue inevitable que se continuase explotando la franquicia, alcanzando su punto más bajo en una ‘Superman IV’ que Reeves tildó de «catástrofe de principio a fin», y que llevó al actor a buscar refugio en producciones menos enfocadas a lo estrictamente comercial.

«No soy un héroe, nunca lo he sido y nunca lo seré». Así se definió un Christopher Reeve que, a los 24 años, se hizo con el papel del icónico superhéroe de DC tras pasar una prueba de casting. Sus hijos han recordado cómo lo que debería haber sido una gran alegría para su abuelo, que llegó a comprar una botella de champán para celebrar el éxito, se convirtió en un chasco cuando descubrió que el papel que había ganado su hijo no fue para la obra ‘Man and Superman’ de Bernard Shaw.

«Era difícil respirar tranquilo cuando estaba cerca». Así recuerda Reeves a su padre, demostrando que, aún siendo el mismísimo Superman, la vida nunca a llega ser sencilla.

En Espinof:



Source link