29 mayo, 2024
Dos escándalos al máximo provoca Jackson Holliday

Fue muy sonoro, rimbombante, el escándalo armado, desde fines de 2023, hasta abril de éste 2024, por el muchacho de Austin, Texas, coterráneo de Nolan Ryan, Jackson Holliday, porque los Orioles lo iban a presentar en la alta sociedad del beisbol.

Pero más pomposo aún ha sido el ambiente después que lo presentaron, porque el joven, de 20 años, quien a estas alturas debería estar bateando sobre .300, en el tercer puesto de la alineación de Baltimore y haciendo maravillas defensivas como segunda base, tuvo que ser enviado a Norfolk, Virginia, donde está el equipo triple A de la organización.

Holliday, con el uniforme número siete de las Mayores, solamente pudo conectar dos hits en los primeros 34 turnos, de 10 juegos, para .059 de promedio, y 18 veces fue strikeout.
Entre tanto, el mánager de los Orioles, Brandon Hyde, con su equipo en primer lugar de la División, a bordo del récord de 20-11, organiza la alineación con Adley Rutschman o James McCann de catchers; en primera base, Ryan Mountcastle o Ryan O`Hearn; en segunda base, Jordan Westburg, quien batea mucho mejor que Holliday, 308, cinco jonrones, 21 impulsadas y cuatro robos en cinco intentos. En tercera coloca Hyde a Ramón Urías; como shortstop, Gunnar Henderson; y combina cuatro outfielders, Austin Hays, Cedric Mullins, Anthony Santander y Colton Cowser.

Contenido

Tremendas habilidades

Desde niño, igual que después, ya en sus años de High School, Jackson Holliday exhibió enormes habilidades para el beisbol, tanto bate en mano como a la defensiva.

Debe tener buenos genes, ya que es hijo de Matt Holliday, ahora de 44 años, quien fuera buen outfielder y productivo bateador con cuatro equipos, durante 15 temporadas. Fue llevado a siete Juegos de Estrellas y dejó promedio al bate de .299, disparó 316 jonrones, remolcó mil 220 carreras y robó 108 bases en 145 salidas.

Jackson, el hijo de Matt, lleva una vida muy organizada, con Chloe Cox, el amor de toda su vida, con quien se casó el seis de enero de este 2024.

Por todo eso y porque los scouts presentaron reportes muy favorables, los Orioles lo firmaron en 2022 y el bono fue muy alto, 8 millones 190 mil dólares.

Pero los Orioles estaban satisfechos, porque el joven bateaba por las menores para cerca de .400, con muchos jonrones, además de exhibir las mejores habilidades como infielder.

El histórico slump de Willie Mays en Caracas

Entre los slumps más famosos en la historia del beisbol, se recuerda siempre el de Willie Mays en la Serie el Caribe 1955, por cierto en Caracas.

Se habían jugado ocho temporadas de Grandes Ligas, después de la llegada de Jackie Robinson para acabar con la discriminación racial. Y hacía tres años que Mays, a los 23 de edad, estaba en las Mayores con los Gigantes. Después de haber sido campeón de bateo y El Más Valioso de la Liga Nacional en 1954, aceptó jugar en Puerto Rico, con los Cangrejeros. Y ese fue el equipo campeón en el torneo de la Isla, 1954-55, por lo que fueron a Caracas.

Nada de esa Serie del Caribe fue sonado y atendido, como el tremendo slump de Mays, que lo condujo hasta sus 12 primeros turnos al bate sin incogibles.

Pero dos días después de inaugurada la Serie, el 12 de febrero, con Roberto Clemente en primera base, ante 25 mil 345 personas, en el décimo primer inning, Mays pescó un lanzamiento del zuliano, Ramón Monzant, y mandó la bola por encima de la cerca del center field del Estadio Universitario de Caracas, para victoria boricua sobre Magallanes de 4-2.

Conectó Willie 11 incogibles en 12 turnos, dos jonrones, tres triples, nueve carreras impulsadas, seis anotadas y terminó con promedio 440, solo superado por Rocky Nelson, del Almendares de Cuba, 470.

Y el club de Puerto Rico, bajo la dirección de Herman Franks, ganó la Serie, con cinco victorias y una derrota. Mays fue el mejor impulsador.

Lo que dice el mánager del bigleaguer Holliday

Acerca de la debacle de Jackson Holliday como bateador en Grandes Ligas, el mánager, Brandon Hyde, dijo por teléfono para “Líder” y “Últimas Noticias”, desde Cincinnati, donde juegan los Orioles este fin de semana: “Holliday es un extraordinario jugador de beisbol. De eso no hay la menor duda. Dentro de unos días lo veremos aquí arriba haciendo todo lo necesario para que ganemos hasta la Serie Mundial.

“Le ha ocurrido lo mismo que a muchos jóvenes. No es igual jugar en triple A que en Grandes Ligas. Fue víctima de la emoción por haber llegado a las Mayores. Va a encontrar su nivel y será uno de los mejores en la historia. Yo no estoy preocupado, estoy confiado. Nada grave, nada grave”.

Ver fuente