20 junio, 2024

Con solo 22 años es la delincuente más sonada

Con solo 22 años es la delincuente más sonada


En la plaza de la prostitución de la zona este de Lima, que estaría bajo el mando de los Gallegos del Tren de Aragua, una joven de apenas 22 años, identificada como Minervis Hernández Peña, más conocida en en el mundo de explotación sexual como la Flaca, jugaba un importantísimo papel, de acuerdo a información de la policía peruana.

Domingo al Día expuso el caso de esta peligrosa mujer de nacionalidad venezolana, amante del TikTok, la buena ropa, las fiestas y el trago, que se desempeñaba como ‘la cajera’ de esta peligrosa facción de la megabanda criminal.

Para las trabajadoras sexuales de la plaza que ella cuidaba por encargo de los Gallegos era el demonio hecho persona. “Esta es una maldita, es una mala. Siempre nos gritaba, mandaba a que nos golpeen y que nos disparen en el pie. Es una desgraciada, esa es una diabla”, reveló una de las jóvenes que exclavizaba. El audio ya se encuentra en manos de las autoridades.

Para la policía es claro que era ella la encargada de recaudar el dinero proveniente del cobro de cupos a decenas de sus compatriotas que ejercen la prostitución, muchas veces obligadas por temor a que las maten o le quiten la vida a sus familiares.

“Nos pedía a todos el dinero y nos llevaba a las plazas, siempre nos grababa feo cuando no queríamos trabajar. Todas teníamos que obedecerle”, contó la misma joven del audio.

El general PNP Carlos Malaver, jefe de la Dirección contra la Trata de Personas, precisó que la Flaca recaudaba jugosas suman de dinero de la explotación sexual y luego rendía cuentas ante los cabecillas de los Gallegos, unos ranqueados delincuentes a los que la policía ya le sigue los pasos.

En total fueron 33 chicas de nacionalidad venezolana, entre 15, 17 y 22 años, que fueron liberadas del horror que vivían junto a Minervis Hernández Peña, la Flaca. (TikTok)

Según el dominical, Minervis Hernández manejaba ciertas tarifas que debían pagar sus compatriotas venezolanas. Diariamente cobraba, a cada una de las chicas, 150 soles por concepto de pago de multa y 300 soles semanales por el uso de la plaza que está ubicada en Ceres, en la zona este de la capital. Si alguna demora en cancelar las cifras se duplicaban.

“Las multas que tienen ellas que pagar por ser traídas de su país de origen hacia el Perú son aproximadamente de 15 mil soles. Pero las menores, de acuerdo a información que manejamos, tendrían que pagarles cerca de 25 mil soles”, detalló el alto mando policial.

Al tener esa enorme deuda con la banda criminal, las mujeres quedaban totalmente obligadas y exclavizadas a trabajos sexuales. Podían pasarse años intentando pagar ese abusivo monto, mientras que la red criminal seguía amasando cientos de miles de soles.

Fue tras esta captura de la División de Crimen Organizado que la policía de trata de personas dio con el paradero de esta delincuente que ganaba dinero con la desgracia de muchas mujeres. (TikTok)

Las investigaciones apuntan a que la Flaca también habría sido la encargada de llevar a sus compatriotas a las fiestas de los cabecillas de los Gallegos, que se caracterizaban por la presencia de ingentes cantidades de alcohol y todo tipo de drogas. Estas ‘encerronas’, como ellos mismos lo llaman, eran en casas de campo con piscina, de cientos de metros cuadrados, y con DJ privado de por medio.

La ‘cajera’ de los Gallegos fue capturada en flagrancia, en una de las casas, que la División De Trata De Personas intervino, un lugar donde tenían cautivas a varias jóvenes, que sólo veían la luz, cuando eran llevadas a ser explotadas sexualmente en una esquina. En total fueron 33 chicas de nacionalidad venezolana, entre 15 y 22 años, que fueron liberadas del horror que vivían desde hace meses.


noticiasaldiayalahora.co

Source link