23 abril, 2024

Cómo la película ‘Starship Troopers’ predijo los ataques del 11-S, la caza de Bin Laden y la Guerra de Irak

Cómo la película 'Starship Troopers' predijo los ataques del 11-S, la caza de Bin Laden y la Guerra de Irak


Han pasado 27 años del estreno de ‘Starship Troopers’ y la película vuelve a estar en la boca de muchos gracias a la resurrección de un viejo debate que se ha revuelto en redes sociales. Ahora que está en Disney+, mucha gente la comentó aparentemente sin darse cuenta de que es una sátira, afirmando que es simplemente una película de acción que tiene protagonistas antipáticos y aspectos fascistas. Puede que la razón por la que tanta gente no la acaba de entender tiene que ver porque en su momento no estaba claro qué guerra estaba satirizando.

Lo cierto es que Paul Verhoeven no dejaba muchas dudas de su corrosiva mirada antibelicista sobre una raza de bichos de una tierra lejana y desértica que, de la nada, ataca a un objetivo civil de la tierra, lo que da lugar una guerra precipitada, con una estrategia mal pensada que acaba en un atolladero y una propaganda patriótica de mano dura. No hace falta entender mucho que se trataba claramente de una sátira de la guerra contra el terrorismo de Estados Unidos, el problema es que esa guerra que parecía parodiar… aún no había ocurrido.

‘Starship Troopers’ se rodó en 1997, cuatro años antes del 11-S, por lo que Paul Verhoeven debería haber viajado hacia delante en el tiempo y volver para rodar un comentario sobre una guerra futura. Quizá lo hizo, pero lo más probable es que tuviera tan calados a los Estadounidenses que aplicó una lógica aplastante a los escritos de Robert A. Heinlein para que estos se revolvieran contra su creador, aplicando siempre una finísima capa de humor negro que dejaba a la luz los constructos del cine americano de acción de los 80, que él mismo se atrevió a revolver contra sí mismo en ‘Robocop’.

Contenido

Fahrenheit 9/11

Lo cierto es que la película posee un poder premonitorio tan afilado que parece brujería.  Recordemos que el detonante de la guerra contra los bichos era el impacto de un asteroide en Buenos Aires, la ciudad natal de Johnny, que destruye la urbe y mata a más de ocho millones y medio de personas. Un shock absoluto y devastador que incluso algunas teorías en internet se refieren a un ataque deliberado del gobierno contra su propio pueblo para justificar el ataque a los bichos, lo que recuerda a cierto ataque contra un objetivo civil Norteamericano en 2001.

El ataque a las torres gemelas hizo que Estados Unidos se volviera loco y se declaró la guerra a la noción misma de terrorismo, entrando en un conflicto armado contra un concepto abstracto que serviría para justificar todo lo que vendría en adelante. En ‘Starship troopers’ los humanos se movilizan rápidamente para destruir a los arácnidos y envían su flota espacial al mundo arácnido de Klendathu, en una misión desastrosa que no es muy diferente de la Operación Anaconda el primer combate importante de la “Guerra contra el Terror” que iba a consistir en atacar una fuerza de unos 200 soldados de Al Qaeda en el valle de Shahi-Kot.

Starship

El problema recuerda al de la película ya Al Qaeda no huyó como planeaban, sino que se mantuvo firme con hasta cinco veces más de soldados de los que esperaban. En la película deciden que en lugar de adentrarse y luchar contra lo que encuentren, primero bombardearían el planeta con explosivos, lo que facilita que la Infantería Móvil elimine a los supervivientes. En el mundo real, tras verse sorprendidos por la disposición del enemigo a contraatacar en Afganistán, los militares estadounidenses idearon un nuevo plan de batalla para su invasión de Irak, el llamado “Shock and Awe” con la que bombardearon Bagdad con explosivos, con la intención de desmoralizar.

Las claves del fascismo

Una secuencia de hechos escalofriantemente similar que se completa con otros detalles, como los clips de ‘Starship Troopers’ mostrando cómo herir y matar correctamente a un soldado arácnido, usando a prisioneros en una jaula, a los que mutilan y ejecutan en directo, algo no tan secreto como el escándalo de Abu Ghraib, pero que encaja por cómo se acabó torturando de forma horrible a prisioneros iraquíes. Pero quizá la parte más sorprendente es toda la última parte, cuando intentan localizar y capturar al escurridizo insecto cerebro que está… escondido en una cueva.

Algo que no nos resulta extraño cuando recordamos la búsqueda de Bin Laden, que supuestamente estaba escondido en cuevas del desierto de Afganistán. Para más coincidencias, cuando se captura al cerebro se saca con cuerdas entre vítores, en una imagen que tiene no pocas reminicescencias con la caída de la estatua de Sadam Husein. Además, la película de Verhoeven está llena de delirantes anuncios de propaganda, principalmente a través de noticiarios, tan agresivamente patrióticos, que casi rozan el racismo.

Warriorbughello

Una propaganda que en los años 2000 llegó a cotas de distopía en el canal Fox News, que estuvo animando el esfuerzo de guerra constantemente con secuencias que realmente parecían una parodia de la vida real. Visionaria o no, ‘Starship Troopers’ tiene un poder de espejo del mundo que no se aplaca con el paso de las décadas, como podemos seguir comprobando en el actual genocidio de Gaza por parte de una Israel desplegando toda su propaganda ante el mundo para justificar la limpieza étnica que acompañan con un aparato audiovisual que bien podría encajar en los informativos que preguntan ¿Desea saber más?

En Espinof:



Source link