29 mayo, 2024

Cigarrillo electrónico no es una alternativa para dejar de fumar

Cigarrillo electrónico no es una alternativa para dejar de fumar

Los vapers o pitillos electrónicos son dispositivos que no representan una alternativa segura al dejar de fumar cigarros de tabaco tradicionales, ya que contienen sustancias químicas altamente nocivas para la salud, e incluso pueden contener la misma adictiva nicotina del tabaquismo que se quiere evitar.

El neumonólogo del Grupo Médico Santa Paula (GMSP), doctor Andrés Orsoni, aseguró que los vapers también pueden contener sustancias como el tetrahidrocannabinoide (THC), que es el principio activo de la marihuana, el cual, al igual que la nicotina, genera problemas de atención, conducta y perjudica al sistema nervioso central.

Añadió que los cigarrillos electrónicos, también llamados ‘vapeadores’, pueden generar ansiedad y, en ciertos casos, depresión cuando son utilizados sin nicotina o THC, debido a que la ausencia de estas sustancias afecta a las personas acostumbradas a fumar, por eso los ‘vapeadores’ no ayudan a abandonar la práctica de utilizar el cigarro de tabaco envuelto tradicional.

Orsoni aclaró que para que los adultos con tabaquismo renuncien al vicio de fumar, debe existir la convicción de querer abandonarlo y solicitar ayuda a profesionales en psicología o psiquiatría, especialistas con los que cuenta el GMSP, ya que se pueden necesitar tratamientos con fármacos para eliminar la práctica, porque si se evita consumir las sustancias adictivas, es posible que se presenten casos de depresión o euforia en las personas, producto de la abstinencia.

El doctor, especialista en medicina crítica y neumonología, explicó que, en el caso de los adolescentes se necesita la ayuda de los padres, representantes y maestros, así como la realización de terapias psicológicas y psiquiátricas para desprenderse de la adicción.

Graves consecuencias

Explicó que los ‘vapeadores’ producen una afección denominada Evali (enfermedad pulmonar asociada al cigarro electrónico), que genera fibrosis y neumonitis química a nivel pulmonar, porque, al momento de ‘vapear’, el líquido de estos cigarrillos transforma su estructura luego de que el dispositivo lo somete al calor y libera una sustancia procancerígena y proinflamatoria llamada diacetilo.

De acuerdo con el neumonólogo, los pulmones pierden elasticidad por el uso continuado de los cigarros electrónicos o vaper, y la forma de tratar y ayudar a estos pacientes es mediante un trasplante, ya que “los daños que se producen a nivel de parénquima pulmonar son irreversibles”, por lo que el único tratamiento efectivo para evitar esta consecuencia es abandonar el uso de productos de tabaco, y vivir con el daño que ya se produjo.

Concluyó el doctor Orsoni reafirmando que “respirar es vivir, por eso es necesario no perjudicar la salud del sistema respiratorio al fumar”, razón por la cual el GMSP, cumpliendo con su objetivo de responsabilidad social como institución médica, de ayudar a las personas a mejorar su bienestar y salud, desarrolla una campaña antivaper para prevenir y alertar sobre las consecuencias del uso del cigarrillo electrónico o vaper, que se está haciendo de uso popular sobre todo en los jóvenes, y en quienes quieren dejar de fumar.

Debido al incremento en uso del vaper entre la población, incluso entre el sector más joven, el Grupo Médico Santa Paula se unió a la campaña educativa y de sensibilización que lleva adelante la Sociedad Anticancerosa de Venezuela. En ese sentido el GMSP ha iniciado la campaña “Dile No al vapeo, no corras riesgos”, para alertar sobre los peligros de este dispositivo.



Ver fuente