15 abril, 2024
Cadenas: “el poema tiene algo de teatro”

“Hay una contradicción porque hay un desarrollo científico y tecnológico, pero al mismo tiempo hay una especie de descomposición que la estamos observando en el mundo: por un lado un gran desarrollo y por el otro un gran atraso en el lado del ser humano, que es el más importante”, refiere Rafael Cadenas, en entrevista realizada antes de partir a España a recibir su Premio Cervantes de Literatura 2022.

Señala que existe mucha información que llega de todos lados y rápido “pero la mayoría no conoce nada de lo que estoy hablando ni de lo que otros hablan. Tarda mucho tiempo para que esos conocimientos lleguen a la mayoría”.

Para Cadenas lo importante es que el ser humano lea: “que estudien el idioma, que consulten el diccionario. Teresa de La Parra no consultaba el diccionario sino que lo leía como si fuera una novela. Por eso su lenguaje era exquisito”.

Ya sobre el tema poético, acota que “la poesía tuvo mucha fuerza en la época del romanticismo alemán. En el siglo XX y XXI impera demasiado la ciencia y la tecnología. Eso sí, la poesía siempre existirá”.

Considera que aunque nunca escribió para las tablas, “el poema tiene algo de teatro”.
Por otro lado, el tema del mundo religioso ha sido varias veces tocado en ensayos por Cadenas, y es tajante: “lo religioso debe renovarse y no lo pienso yo nada más sino muchos católicos avanzados. Yo puedo decir que soy religioso pero no pertenezco a ninguna iglesia”.

Con su libro en mano, Apuntes sobre san Juan de la Cruz y la mística, enseguida rememora: “yo tengo interés en lo místico y san Juan de la Cruz es uno de los más importantes. Me interesan los místicos de todas las religiones. Y cuando digo místico, quiero decir personas  que han tenido la experiencia religiosa y son pocos, y casi siempre han tenido problemas con la iglesia a la que pertenecen. El mismo san Juan de la Cruz estuvo preso por su misma compañía”.

Agrega que “todos son radicales y eso les trae problemas con las iglesias. Por ejemplo, está Eckhart de Hochheim, el místico alemán que fue condenado por la Iglesia y es el más radical de los místicos con afinidades y, no sabemos cómo se produjeron, con las corrientes del Oriente. Entonces esa radicalidad hizo que la Iglesia lo condenara”.

Cuando se le inquiere acerca de si la poesía y la fe son contradictorias, no duda al decir que “yo no las asocio. Cada poeta tiene su propia posición sobre eso. Hay poetas religiosos. Por ejemplo, fray Luis de León es un gran poeta y no es un místico. Es un poeta religioso. Más bien,  se puede considerar un gran conocedor de la teología y magnífico profesor, pero incluso él, que no era un místico, fue perseguido  por su propia Iglesia. ¿Por qué? Por la traducción que él hizo de varios textos, incluyendo el Cantar de los cantares, que es un poema que se puede llamar, incluso, sexual y parece que se recitaba en matrimonios”.
Cadenas recalca sin que se le preguntara que “hay una serie de pensadores que se pueden considerar místicos, aunque ellos no se llaman así, como Alan Wilson Watts, Jeff Foster, Tony Parsons. Son muchos y algunos proceden de la física cuántica, que me parece que es una revolución  y se dedican a dar conferencias sobre el tema”.



Ver fuente