21 julio, 2024
Armera de "Rust" es acusada de manipular pruebas

La armera Hannah Gutierrez-Reed se enfrentará a un cargo adicional por manipulación de pruebas en el incidente del filme “Rust”. En el rodaje de la película protagonizada por Alec Baldwin fue asesinada la directora de fotografía Halyna Hutchins. El hecho ocurrió en octubre de 2021 con una pistola de atrezo.

Según reseñó EFE, Gutierrez-Reed habría realizado una “transferencia de narcóticos a otra persona” el día del suceso para que no fueran hallados durante la investigación. Con esto pretendía “evitar el enjuiciamiento penal”, según comunicó la fiscalía de Nuevo México (EE.UU.).

Este nuevo cargo, sumado al de homicidio involuntario que se le imputó en enero, fue anunciado en medio de un clima de crispación. Los investigadores del caso y la oficina del sheriff del Condado de Santa Fe (Nuevo México, EE.UU.) han quedado en evidencia al salir a la luz unos correos electrónicos que daban cuenta de sus diferencias.

“La conducta de la oficina del sheriff del Condado de Santa Fe es reprobable y poco profesional hasta el punto que todavía no tengo palabras para describirla”, apuntó el investigador Robert Shilling. Lo hizo en un correo electrónico filtrado a los medios por el propio abogado de la armera, Jason Bowles.

De hecho, Shilling supuestamente habría enviado “por error” este mensaje a Bowles cuando pretendía remitírselo a los fiscales.

En este sentido, la defensa legal de la también responsable del protocolo de seguridad de “Rust” se ha manifestado. Ha dicho que el hecho de que la nueva imputación se produzca 20 meses después de la muerte de Hutchins “huele muy mal” y podría ser “una represalia y una venganza”.

“Es chocante. (…) Llega sin previo aviso ni declaraciones de testigos, informes de laboratorio o pruebas que la respalden”, detalló Bowles.

Caso complejo

La semana pasada, los fiscales del caso “Rust” afirmaron que Gutierrez-Reed probablemente estaba “de resaca” cuando cargó el revólver de utilería. Esto, precisamente, tras constatar con testigos que ella “bebía mucho y fumaba marihuana por las noches durante el rodaje”.

Además, añadieron que se había “alejado con el arma de fuego durante un tiempo considerable” antes de que llegaran los ayudantes del sheriff a la escena del crimen.

Gutierrez-Reed y el actor Baldwin fueron acusados de homicidio involuntario en la muerte de Hutchins a finales de enero. Dos meses después la Fiscalía de Nuevo México decidió retirar el cargo que pesaba sobre el intérprete.

La Fiscalía aseguró en mayo que la investigación por la muerte de la directora de fotografía sigue activa. Asimismo, que la decisión final sobre retirar o no definitivamente los cargos contra Baldwin se tomará a principios de agosto.

Se espera que entonces también se celebre una vista preliminar en la que un juez determinará si existe causa probable para que la acusación contra Gutierrez-Reed siga adelante.



Ver fuente