28 octubre, 2020

Correr: cinco consejos para empezar

Running

Lo que harás es beneficioso para tu salud y bienestar

Seguro conoces a alguien que practica el running o ves día a día cientos de personas en televisión o en internet que disfrutan correr, pero no te atreves hacerlo a pesar que tienes ganas de intentarlo.

No hace falta decir lo importante que es el ejercicio físico para la salud y la calidad de vida. El correr es el ejercicio más barato que hay. Si eres de esos que desea hacer ejercicio y tienes en el  closet unos zapatos deportivos que dejaste de usar hace años y están a punto de deteriorarse, aprovéchalos e intenta trotar un poco para ver cómo te va.

Lo más importante para iniciar son las ganas y la voluntad. Además debes estar convencido de que lo que estás a punto de hacer va a ser bueno para tu salud y bienestar.

Si nunca has hecho ejercicio en tu vida, lo mejor es hacerte un chequeo previo para saber tu estado físico. El médico te dirá la intensidad que tienes que ponerle a tu inicio y si de verdad estás apto. Si tienes algún impedimento el doctor te dirá sí puedes o no practicar esta disciplina o la forma correcta de cómo vas a correr.

Empecemos

1er Paso: Estira los músculos. Esto lo tienes que hacer cada día de tu nueva etapa como corredor. Haciéndolo preparas los músculos para un mayor esfuerzo y para aumentar el rango de movimiento en las articulaciones  Enfócate en la cadera, las piernas (biceps, cuádriceps, aductores), las pantorrillas y los tobillos. Esto evitará lesiones que te obliguen a abandonar la meta.

2do Paso. Camina. Hay un método llamado el 4×1. Significa cuatro minutos caminando y uno trotando suavemente.   Haz esto por seis días corridos a la semana para que llegues a 30 minutos. El séptimo día descansa por favor, te lo mereces.

3er Paso: Luego de la primera semana siendo fiel a lo que te propusiste, vamos a otro nivel. Súbele un minuto más al trote (Sería 4×2). Y trata de alcanzar las dos series. Esto te dará un total semanal de 72 minutos.

4to paso: Ve subiendo los minutos del trote y bajando los del caminar a partir de la tercera. (Ojo no te exijas) Lo ideal es que vayas llegando a correr al menos 10 minutos por día.

5to  paso: Chequea cómo te sientes. Según los cálculos, ya tienes un mes haciendo ejercicio. Recuerda el primer día y sorpréndete de lo que has alcanzado al día de hoy. Bájale a la caminata y métele más al trote. La idea es que sumes 30 minutos al día y alcanzar 180 por semana. Si lo logras felicítate, ya eres un corredor.

La ñapa: Durante estos pasos ya irás sintiendo si esos zapatos que sacaste del closet, o pediste prestados son los adecuados. Si lo son, felicidades por ahorrarte una platica, si no trata de invertir, recuerda que estamos hablando de tu cuerpo y de tu salud.

dateando.com | Lo mejor de las noticias en un solo lugar | Derechos Reservados | 2019