21 marzo, 2023

Estrategia para que las empresas sean más sustentables – Fundación Yammine

El cuidado ambiental está cobrando mayor fuerza en la sociedad y por ende en el consumidor que va en búsqueda de productos y servicios cada vez más ecoamigables con el ambiente y esto ha llevado a que muchas empresas asuman un mayor compromiso ambiental mediante la aplicación de la Responsabilidad Social Empresarial. Una de las estrategias que las compañías pueden poner en práctica para ser más sustentables es el marketing sostenible ya que a través de ello se reduce el daño que se le hace a la naturaleza, además de darle un valor comercial a la organización.

Contenido

¿Qué es el marketing sostenible?

El marketing sostenible conocido también como ecológico o verde, es una herramienta empresarial que permite dar a conocer aquellos productos o servicios que ofrecen, los cuales pueden ser ecológicos o estar fabricados de manera respetuosa con el medio ambiente. La finalidad de este tipo de mercadeo es proteger los recursos naturales sobre todo los no renovables mientras que a la vez se da a conocer el compromiso ambiental que tiene la empresa al implementar procedimientos y acciones que buscan corregir el impacto que se le hace a la naturaleza.

¿Cómo funciona el marketing sostenible?

Una vez que la empresa comience a implementar el marketing ecológico, debe enfocarse en hacer una publicidad enmarcada en la resaltación de los materiales con que son elaborados los productos que venden y los procedimientos que se llevan a cabo para tal fabricación.  De igual forma, debe destacar las características, embalaje y transporte de dichos productos, con el propósito de que el consumidor sepa que lo que está comprando es efectivamente algo que contribuye a minimizar el impacto ambiental.  

Maneras de poner en marcha el marketing verde

Poner en marcha el marketing verde demanda de algunos cambios o ajustes que van a depender de cada empresa, pues, cada una no venden los mismos productos u ofrecen iguales servicios. La Fundación Yammine ofrece algunos consejos que son de gran utilidad a la hora de implementar esta estrategia de mercado:

Darlo a conocer

Cuando una empresa decide apostar por el marketing sostenible, tiene que darlo a conocer de manera efectiva para que los clientes puedan entender de lo que se trata el tema y explicar los posibles cambios que se puedan originar. Estos pueden involucrar la imagen del producto o de la marca, así como la reducción del consumo de materia prima, aminoramiento de residuos contaminantes y la implementación del reciclaje.

Promover el consumo responsable

Hay que estar claro en que no todos los consumidores tienen conciencia ambiental ni se enfocan en detallar cada producto que compra para averiguar si es ecológico, es por eso que las empresas que decidan incursionar en la sostenibilidad deben captar la atención y despertar el interés por la conservación ambiental. Esto se lograr mediante imágenes y/o videos explicativos a través de las redes sociales y publicidad en prensa, radio y televisión.

Sumarse a causas en pro del ambiente

Los problemas ambientales por lo cual está atravesando el planeta son muchos, los cuales van desde la deforestación hasta la presencia de una gran cantidad de plástico en mares y océanos lo que genera la muerte de un sinfín de animales marinos. Cada empresa puede sumarse a aquella causa que tenga que ver con el sector a la cual se dedica, esto ayuda a que los consumidores tengan más respeto y solidaridad con la marca.

Una empresa debe dar a conocer la sostenibilidad dentro de sus instalaciones y hacer que sus empleados sean partícipes del movimiento en pro del ambiente, esto se logra por medio de charlas, conversatorios, organizando actividades como siembra de árboles. Esto no solo ayuda al planeta, sino que es una alternativa para mejorar la imagen corporativa y posicionarse con mayor fuerza en el mercado.

Ver fuente