Trump, América Latina y la VIII Cumbre de las Américas

Con posturas agresivas y mucha polémica, la administración del presidente estadounidense, Donald Trump, llegará a Lima para la VIII Cumbre de las Américas, foro que permitirá medir sus posiciones de cara a Latinoamérica.

La cita hemisférica de la capital peruana tendrá el 13 y 14 de abril su segmento de alto nivel, mientras que en días previos sesionarán encuentros de la sociedad civil continental, espacios en los que se esperan tensos debates.

Al empeño en levantar un muro en la frontera con México, discursos antiinmigrantes y hasta ofensas inimaginables (Trump llamó ‘países de mierda’ a Haití y El Salvador) habría que sumarle la exclusión de Venezuela de la VIII Cumbre -a todas luces por orden de Washington- y el retroceso en un acercamiento con Cuba que la región aplaudió.

A propósito de la reunión de Lima, Prensa Latina conversó con expertos del Centro de Estudios Hemisféricos y sobre Estados Unidos (CEHSEU), de la Universidad de La Habana, quienes abordaron posibles escenarios de un foro centrado en la lucha anticorrupción, que por paradoja de la vida acoge un país cuyo presidente, Pedro Pablo Kuczynski, renunció hace muy poco por escándalos relacionados con ese flagelo.

De acuerdo con el doctor en Ciencias Históricas Ernesto Domínguez, resulta difícil predecir posibles escenarios, aunque uno de ellos pudiera ser que similitudes ideológicas, y sobre todo la convergencia de intereses de las élites latinoamericanas y la actual administración, faciliten la comunicación a la Casa Blanca en la cumbre.

Recordemos que en los últimos años, ya sea por la vía de las urnas o por la de los ‘golpes blandos o institucionales’, la derecha y las posiciones neoliberales han regresado al poder en la región.

Con información de Nota de Prensa

Relacionadas