Piden exhumación de cuerpo de Lisbeth Ramírez

Luego de ser enterrada en el estado Táchira sin ningún tipo de velorio, los familiares de Lisbeth Ramírez exigieron la exhumación del cuerpo de la joven para verificar las pruebas de la versión oficial, que arroja que murió durante el enfrentamiento con efectivos de seguridad.

Ramírez fue asesinada el pasado 15 de enero, durante el operativo extrajudicial contra el ex inspector del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Óscar Pérez, que cayó también en lo que es denominado “la masacre de El Junquito”; ya que aunque los líderes del Gobierno nacional aseguran que Pérez y su grupo abrieron fuego y los más 500 efectivos armados enviados al lugar en su contra solo respondieron a la violencia, los vídeos difundidos por el otrora piloto del Cicpc dejaron claro que tenía intención de rendirse y “no lo dejaban”. La joven no solo fue la única mujer fallecida ese día, sino que era una civil desarmada y estaba embazada.

Sus  padres y hermanos de la joven aseguraron que elaborarán un expediente que será llevado a instancias internacionales apoyados en Walter Márquez, ex embajador de Venezuela en India, para sacar a la a luz las circunstancias en que murió Ramírez, Pérez y otras seis personas, además de dos funcionarios del bando de las fuerzas del Estado. Si bien el operativo fue condenado por la comunidad internacional por ser calificado como violación de los derechos humanos, el presidente de la República, Nicolás Maduro lo justificó, y felicitó a los implicados en eliminar “la célula terrorista”.