Opositores buscarán garantías electorales en Santo Domingo

Los representantes de la oposición que viajaron este lunes a Santo Domingo para la jornada de conversaciones con el Gobierno de Nicolás Maduro sobre la crisis venezolana focalizarán su esfuerzo en lograr garantías de transparencia para las elecciones presidenciales que fueron convocadas por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

El diputado de la Asamblea Nacional (AN), Enrique Márquez, quien es delegado de la oposición en las conversaciones, dijo que pondrán énfasis en que esos comicios sean justos, transparentes y libres.

Desde República Dominicana, Márquez expresó que los opositores presionarán al Gobierno para que observadores internacionales tomen parte en las presidenciales.

“Traemos toda nuestra batería argumentativa y presión para buscar que el Gobierno entienda que no se trata de cualquier elección y menos en este momento que el pueblo está sufriendo, sino que tiene que ser una elección con observación internacional y garantías plenas”, manifestó Márquez en una entrevista con la emisora Unión Radio.

Agregó que también incluirán en la agenda la escogencia de “una fecha adecuada” para el proceso electoral, luego que la ANC anunciara la pasada semana que las elecciones serán antes del mes de abril.

“Estamos presionando al Gobierno para fijar una fecha adecuada y ponernos de acuerdo en las garantías mínimas”, indicó Márquez, que además consideró posible lograr acuerdos este lunes 29 de enero.

El delegado opositor señaló que el canal humanitario, la liberación de los presos políticos y el reconocimiento de la AN, que fue declarada en desacato por el Gobierno, son también temas a tratar en la mesa de negociación.

Representantes del Gobierno y la oposición volvieron a reunirse este lunes 29 de enero en Santo Domingo para retomar el diálogo político cuyo objetivo general es encontrar una salida negociada a la crisis que atraviesa Venezuela.

El Gobierno de Nicolás Maduro anunció la semana pasada la realización de elecciones presidenciales correspondientes a 2018, pero adelantó la fecha para el primer trimestre del año. En Venezuela las elecciones se realizan en el mes de diciembre.

Esta decisión del Gobierno fue considerada como un “golpe” a la mesa de diálogo, que tiene garantes internacionales, entre ellos el presidente dominicano, Danilo Medina; el canciller de ese país, Miguel Vargas; y el expresidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero. Los cancilleres de México y Chile, quienes formaban parte del grupo de garantes cuando se inició el diálogo, anunciaron que se retiraban luego del anuncio del adelanto de las elecciones por parte de la ANC.

El Gobierno de Venezuela atraviesa momentos difíciles con una economía que está a un paso de la hiperinflación, escasez de alimentos y medicinas, mientras la producción de crudo, principal fuente de ingresos del Estado, está en niveles mínimos.

El anuncio del adelanto de las elecciones presidenciales ha sido condenado por varios países de América Latina, EEUU y la Unión Europea (EU), que rechazan que el Gobierno venezolano haya decidido sobre el proceso electoral sin haber llegado a un compromiso para que se hagan elecciones libres y transparentes en el país.

La oposición, en tanto, llega a la mesa de diálogo dividida entre facciones que están de acuerdo en ir a las elecciones y otras que rechazan el proceso.

Relacionadas