Isabel Rangel Baron - Dieta en la lactancia materna 1

¡ENTÉRATE! La dieta para la lactancia materna

El momento de la lactancia materna es un momento crucial en el desarrollo del bebé, pero también, en la salud de la madre. Durante esta época, es necesario incrementar la cantidad de nutrientes que consume la madre para que el niño también reciba una alimentación completa.

Isabel Rangel Barón, presidenta de Rismed Oncology Systems, asegura que no existe una dieta específica ni detallada para la lactancia, ya que muchos factores varían, pero los especialistas si recomiendan mantener una dieta sana y balanceada, siguiendo algunas reglas básicas: incluir carnes magras (pescado o pollo), huevos, productos lácteos (leche y yogurt) así como legumbres (granos).

Entre otras cuestiones básicas, los especialistas recomiendan:

Isabel Rangel Baron - Dieta en la lactancia maternaAumenta el consumo de calcio. Durante la lactancia, las madres pierden al menos el 5% de la densidad osea, por lo que debes consumir entre 700 y 1.000 gramos de calcio al día, bien sea con pastillas recetadas o con alimentos altos en calcio, como la leche, verduras de hojas verdes y frutos secos. Estos, además, son fuente de vitaminas A, D, B1, B2, D y K.

Ingiere más yodo. Este mejora el desarrollo del bebé. Con unos 250 micro gramos a través de medio litro de leche (o derivados lácteos) al día, cocinando con sal yodada y optando por pescados azules, como sardinas dos o tres veces por semana. Éstos últimos aportan, además, Omega 3.

Diversifica la dieta. Esto te permite ingerir, de manera variada, vitaminas y minerales, así como introducir nuevos sabores al bebé y prepararlo para cuando inicie la incorporación de alimentos. Incluye frutas, cereales y tubérculos. Debes estar atenta a las frituras, comidas picantes y sabores fuertes, ya que pueden producir cólicos, diarreas o alergias en el bebé.

Mantente hidratada. Lactar provoca sed y la leche materna está compuesta por 85%-90% de agua. Así que consume al menos 9 vasos de agua al día.

A tener el cuenta

Las madres que dan pecho deben ingerir al menos 500 calorías adicionales con respecto a las madres que no dan pecho. Es decir, si una dieta normal debe aportar 2.300 calorías por día, durante la lactancia se debe incrementar a 2.800 calorías. Para lograrlo, puedes incluir dos meriendas al día.

Lo más importante es que al introducir todos los grupos alimenticios, no será necesario consumir ningún otro suplemento.

 

Relacionadas