Erwin Miyasaka- Nonagésimo aniversario de la inmigración japonesa a Venezuela18

+GALERÍA | Embajada de Japón celebró 90 años en Venezuela con un gran concierto

La Embajada de Japón celebró este sábado, 10 de febrero, el nonagésimo aniversario de la inmigración japonesa a Venezuela, con un colorido acto escenificado por el conjunto musical Niko-Ichi que deleitó a todos los presentes en las instalaciones del Centro Cultural Chacao.

El evento, pautado para las 5 pm, contó con la presencia de la Sra.Dalí Yazawa, Presidenta ad hoc de la Federación Nikkei Japonesa de Venezuela, quien  durante su intervención relató las aventuras del Seijiro Yazawa a su llegada a las costas venezolanas en 1928 y como ésta marcó el inicio de un largo período de actividad comercial entre dos naciones amigas.

Yo represento a los japoneses y descendientes de japoneses radicados en Venezuela.  Somos una comunidad pequeña, llena de valores y tradiciones que nos hace ciudadanos ejemplares, destacados en las áreas que desarrollamos”, señaló al tiempo que refirió algunos datos de interés en torno a esta relación económica.

Hasta hace pocos años Venezuela fue el país con mayor cantidad de restaurantes japoneses por personas en el mundo. Los venezolanos aman la gastronomía japonesa y los japoneses deliran por una Reina Pepiada”, comentó Yazawa, arrancándole una sonrisa a todo el auditorio.

Caveja y su relación con la cultura

Posteriormente, tomó la palabra Erwin Miyasaka, presidente de la Cámara Venezolana Japonesa (Caveja). En su discurso, destacó que Caveja representa un espacio para la promoción no sólo de los aspectos económicos y comerciales, sino también para la divulgación de los valores fundamentales de ambas naciones en áreas como cultural, deporte y sociedad en general.

Erwin Miyasaka- Nonagésimo aniversario de la inmigración japonesa a Venezuela21En ese sentido, se refirió a algunas de las iniciativas impulsadas por Caveja en los últimos años en torno a la música, entre estas, el acompañamiento al maestro y cuatrista Cheo Hurtado en su alcanzable trabajo de la promoción de la música popular venezolana.

También destacó que hoy en día la música venezolana cuenta con una cátedra en la Universidad de Tokio. “Recientemente el Ensamble Lara Somos, parte del programa especial del Sistema de Orquestas de Venezuela, tuvo una excelente gira por varias ciudades de Japón, llamando la atención en los más altos niveles de educación sobre el trabajo y la metodología impulsada por el Sistema para trabajar con niños y jóvenes con discapacidad”, expresó con beneplácito.

Finalmente, Miyasaka resaltó: “Esta relación que comenzó hace 90 años con ese valiente japonés que llega a nuestras tierras para quedarse, es una muestra que las relaciones no se pueden medir en momentos o circunstancias, sino a través de una historia de compromisos, respeto y verdadera amistad. Seguimos teniendo fe en este país. Creemos firmemente que esta es la tierra donde queremos que las futuras generaciones de japoneses continúen trabajando en intercambio y en pro del fortalecimiento de la amistad en nuestro país”.

Por su parte, el Embajador de Japón en Venezuela, Kenji Okada, secundó las declaraciones de Miyasaka en cuanto a los frutos que han brindado las relaciones bilaterales a lo largo de estos años. Dijo que a pesar de la situación por la que atraviesa el país, “estas relaciones siguen siendo importantes y es buen momento para fortificarlas más”.

Al terminar la intervención del embajador se procedió a la entrega de reconocimientos a diversas personalidades que han contribuido al intercambio cultural entre Japón y Venezuela.

Tambores de Niko-Ichi retumban en el auditorio

Luego se dio inicio al concierto de música tradicional japonesa, el más esperado por todos los invitados a este acto conmemorativo en el Centro Cultural de Chacao, con la presentación magistral del grupo del Tambor Japonés Niko-Ichi, quienes se han dado a conocer por su maravillosa puesta en escena, la cual combina instrumentos tradicionales del país nipón con la danza acrobática del león (shishimai), y el potente sonido del tambor japonés (wadaiko).

Niko-Ichi hizo retumbar el auditorio con cada una de sus piezas, demostrando una vez más por qué su agrupación continúa ganado cada día nuevos seguidores alrededor del mundo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Relacionadas