Enrique Iglesias no cumple con Panamá

Los papeles de Panamá han puesto los ojos del mundo en la nación centroamericana, que ahora desea volver a vender sus valores como país, así como dar impulso al turismo. Para ello, el gobierno panameño aportó más de 250.000 dólares en el video del sencillo Duele el corazón, de Enrique Iglesias y Wisin, audiovisual que aparentemente decepcionó.

El equipo de producción del cantante español y del boricua escogió Panamá como locación para el video, por considerarlo un punto de encuentro ideal entre Miami y Europa.  La Autoridad de Turismo de Panamá (ATP) quiso sacar provecho de la ocasión, y financió casi 50% del costo del video a cambio del apoyo de Enrique Iglesias al mostrar las bellezas del país.

Enrique Iglesias debía promover algunos hashtag con sus seguidores, uno de ellos #visitpanama, con el que el gobierno de este país trata de atraer a los visitantes extranjeros. Asimismo, se tenía previsto que a lo largo del clip, los espectadores pudieran apreciar buena parte de las costumbres y bellezas de esta nación, pero nada de esto se cumplió.

Muchos panameños, entre ellos los talentos locales que participaron en la producción, están sumamente insatisfechos con el resultado final del video, donde apenas hay algunas tímidas tomas de los rascacielos más emblemáticos y buena parte del audiovisual se desarrolla en el desierto de Sarigua, de áridas tierras.

Relacionadas