El proyecto MADIBA utiliza el rugby para establecer valores en los niños en Barquisimeto

Apoyándose en el método Get Into Rugby, el Proyecto MADIBA busca inculcar en los jóvenes de entre 9 y 13 años valores como integridad, pasión, solidaridad, disciplina y respeto, pilares fundamentales del Rugby.

 

El Proyecto MADIBA nació en Barquisimeto, estado Lara, con la idea de motivar, enseñar y divertir a niños entre 9 y 13 años con problemas de conducta, baja autoestima o con familias disfuncionales de la escuela “Monseñor Romero” de Fe y Alegría, en el barrio El Trompillo.

“¡Trabajemos en equipo, quiero que juguemos como una familia!” sermoneó el entrenador a un grupo de niños de 9 años, en un juego de exhibición de un deporte conocido como “brusco, fuerte y agresivo”: el Rugby.

El proyecto aplica el sistema Get into Rugby, que desarrolla las destrezas necesarias para el deporte a través de una serie de actividades lúdicas y ejercicios, reforzando a su vez los 5 valores del Rugby: integridad, pasión, solidaridad, disciplina y respeto.

“Esto cambio la vida de mi familia, desde que mi hijo está en este proyecto todo ha sido diferente”, comentó uno de los representantes de los niños que participaron en la exhibición realizada en el Polideportivo del Oeste.

Este proyecto es respaldado por organizaciones deportivas del estado Lara, como la Asociación de Rugby del estado Lara; Barquisimeto Rugby Club; Cuervos Rugby Club y Cabudare Rugby Club; quienes con sus entrenadores enseñan durante todos los sábados a más de 40 niños de bajos recursos a funcionar como una familia a través del deporte para así insertarlos de buena manera a la sociedad venezolana.

Esta iniciativa se suma, además, al proyecto HAREPAZ, de la Fundación Flor de la Esperanza. Ambos comparten un desayuno en familia tras cada encuentro, con la finalidad de ayudar a los niños a mantener una buena alimentación.

Tras los pasos del Proyecto Alcatraz

 

Andres Chumaceiro - Proyecto Madiba RugbyEste tipo de iniciativas siguen de cerca el trabajo desarrollado por el Proyecto Alcatraz, de la Fundación Santa Teresa que dirige Andrés Chumaceiro, que ha sido reconocida mundialmente por sus logros de inserción.

“En este proceso, el rugby ha demostrado ser una herramienta poderosa para la transformación, pues inculca a través de su práctica los valores de respeto, disciplina, trabajo en equipo, espíritu deportivo y humildad, tan fundamentales para el deporte como para la vida misma”, destaca en su portal.

Jesús Pernalete Tua, Pedro Bermúdez y José Luis Perdomo soñaron en ayudar a los niños y lo están logrando, emulando a la Fundación Flor de la Esperanza, inculcando valores sólidos a los niños para un mejor país.

Relacionadas