Para los dependientes del celular y el internet  se crea la clínica Paradigm

Lujoso centro asistencial  a las afueras de San Francisco- Estado Unidos, donde padres de clase alta llevan a sus hijos para que se desconectes de su teléfono móvil.

La clínica hospeda sólo a 8 jóvenes simultáneamente y está recomendada para niños y adolescentes entre 12 y 18 años, que pasan más de 20 horas conectados a sus teléfonos celulares.

Paradigm, cuenta con la ayuda de profesionales como psicólogos, terapeutas y profesores. Está prohibido el uso de celulares, Tablets y  las computadoras, sólo las usan cuando se encuentran en las aulas de clases, como complemento para sus tareas escolares o académicas.

Tienen un itinerario de actividades en las que incluyen terapia de grupo cuyo objetivo es lograr que los jóvenes se  desprendan de sus celulares y las redes sociales y puedan mejorar sus relaciones interpersonales. 

el costo por noche es de 1.633 dólares,  más de los que costaría el nuevo producto de Apple, el “iPhone x”.

la Organización Mundial de la Salud reconoce como un problema de salud pública el uso desproporcionado de teléfonos celulares.

Relacionadas